BLOG

TBM Daily

…..And pause.

agosto 3, 2017 / by TBM

EL ARTE DE NO HACER NADA

Nos vamos de vacaciones y queremos hacer una reflexión sobre un tema muy actual: no hacer nada es algo bueno, e, incluso, es algo muy saludable. Pasar el día ocupados, sin parar, corriendo, sin dedicarnos tiempo, sin reflexionar y solo obcecados en ‘producir’  agudizan el estrés y la ansiedad.

“LA ACTIVIDAD CONTINUA NO NOS HACE MÁS FELICES Y ACABA CON NUESTRA CREATIVIDAD”

Según Andrew J. Smart, científico y autor del libro ‘El arte y la ciencia de no hacer nada’ estamos destruyendo nuestro cerebro, nuestra capacidad de concentración y nuestra creatividad al evitar el aburrimiento, y estar permanentemente ocupados en multitareas.

La globalización y el capitalismo han convertido el tiempo en el bien más preciado, consiguiendo a su vez que el ocio esté al alcance de muy pocos. Otra de las causas de esta vida en constante actividad ha sido, como no, la tecnología, la cual ha provocado que vivamos enganchados al móvil, a Internet, a las Redes Sociales…

Sin embargo, y a pesar de todos los beneficios que comporta el ‘dolce far niente’, parece que no lo logremos del todo …..¿Por qué nos cuesta tanto? Quizás porque aunque no seamos conscientes, no hacer nada está mal visto.

Sabiendo que, curiosamente, nuestro córtex se activa cuando no hacemos nada, y que perder el tiempo potencia nuestras habilidades y ayuda a conocernos y a estar más calmados tendremos que empezar a plantarnos aprender este arte.

“EL CONCEPTO ORIENTAL DE WU-WEI, NO-ACCIÓN, SIGNIFICA EN SÁNSCRITO AKARMA: INACCIÓN = SIN HACER NADA”

En la inacción no hay esfuerzo, se vive naturalmente. Al contrario, si pretendemos estar sin hacer nada, hay esfuerzo. Cuando nos sentamos a meditar estamos, en muchas ocasiones, tratando de no hacer nada y nos  resulta muy difícil, lo vemos como algo inalcanzable y abandonamos . Cuando estamos inactivos, por el contrario, no hay esfuerzo ninguno. La inactividad viene tras un proceso de relajación y abandono, no tras un proceso en el que intentamos imponernos a nosotros mismos algo, como la inmovilidad. Se llega  al Wu Wei, a la inacción, a través del camino de la relajación y el abandono de si mismo.

Así que dediquemos un tiempo a hacer el vago, aunque suene mal, a abandonarnos a nosotros mismos y conseguiremos conocernos más, tomar mejores decisiones, saber lo que queremos e incluso comprobaremos como de nuestro cerebro brotarán ideas y sensaciones inesperadas.

¡A PRACTICAR!

¡FELIZ VERANO DE PARTE DE TODOS NOSOTROS!

Share This:

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies